Pobreza

Se tiene que carecer de alma, para no darse cuenta de las verdaderas penalidades que sufren según qué clase social, para que haga unas “confirmaciones” tan deleznables y carentes de sentido común, con la que está cayendo en más de un hogar (si aún existe …).

A esta “señora” le queda de coña, su primer apellido …

Bochornoso

En este país donde hay más trifulcas que alegrías, ya sea porque los que nos gobiernan, sólo lo hacen para unos pocos y no para la mayoría, siento la necesidad de dar un manotazo en la mesa.

Os pongo en antecedentes: ayer dando un paseo a mi abuela con un enfermedad como es el alhzeimer, con un grado bastante avanzado (persona en silla de ruedas, llorando porque es su sintonía y no porque no esté bien aseada, alimentada y cuidada), llegábamos a casa. Y vi a un padre con su hija de unos 6 o 7 años buscando en un contenedor de basura, recogiendo ropa y algún que otro juguete si había.

No es una cosa para hacer fotos, porque muchos o casi todos volvemos la cabeza y pensamos: esto no me pasara a mí. Pero también está el caso de: dónde está el cura?, dónde está el ministro de justicia?, dónde está el bocachancla de periodista que no se cree según que información de pobreza extrema (ABC/La Razón grandes referentes de grandilocuentes gallos de corral, amén de otros)?, DÓNDE?.

Esto no es un canto al aborto, porque conozco algún caso del “ahora no es el momento”. Pero con una ley de la dependencia MERMADA POR NO DECIR APLASTADA, que MENOSPRECIA el caso de mi abuela y que MENOSPRECIA casos de niños con raras enfermedades que están relegados con sus padres, al olvido absoluto y cállate que aún respiras, es cuanto menos DELEZNABLE.

Se ha de luchar por lo que está en este mundo, que respira y las pasa canutas, personas postradas y recluídas en camas especiales, con muchos de sus familiares comiendo tres días lo mismo y no abuses que es para toda la semana, etc, etc, etc (y ya no hago referencia a medicación y demás cosas, en demás casos). No por los posibles, porque es entonces cuando la ciencia-ficción puede convertirse en terror o pánico con agónicas vidas que son olvidadas totalmente por los que nos mandan (sean del partido que sea, pero el que tenemos ahora MÁS).

Algunos ya saben, que un familiar mío muy cercano (y muy querido) hace ya unos cuantos años, se quitó la vida, y era en la época de las “vacas gordas”. Y estoy relativamente cerca de donde ocurrió todo. Asi que lo tengo casi siempre presente, y para algunos, era una cobarde, para otros pues hizo lo justo y para mí, fue una persona que no era feliz en este mundo, desde que apenas empezó a caminar, con sus excepciones de alegrías y demás, pero la vida no le fue faborable.

Para mí el ser humano es tan imperfecto como otro ser vivo que está en este planeta, y que su reino, sus cimientos están carcomidos, creyéndose que es un ser supremo que tiene que expandirse como sea, arrásando, mutilando, degollando, aniquilando o simplemente extendiendo una semilla que come y devora todo lo que tiene a su alrededor sin importar las CONSECUENCIAS presentes y futuras.

Cuando dejemos de pensar que el ombligo de más de uno, es el universo que nos rige, pues entonces creeré en el ser humano, mientras tanto, seguiré pensando que estamos perdidos en el orgullo, la avaricia, la vanidad, la lujuria, etc, etc … Una gran mentira, llamada vida.

Frase del día

Hay muchas drogas, pero la peor de todas es el capitalismo, nunca hay un basta ya …

Este mostruo que condiciona desde pequeño a muchos y te lleva a la tumba con mucho, poco o nada. Nadie es mejor por tener, o comprar más … lo importante es el respeto y ser humilde en esta vida. Valores en peligro de extinción, por no decir que ya están extinguidos … pero como en todo hay excepciones. Espero que seas tú, que lees estas insignificantes palabras …

24644622_m

Vergüenza (II)

A veces pienso que algo peor que el infierno no puede existir. Me rio cuando “alabamos” las cosas buenas del ser humano, cuando no sabemos si se han conseguido a través de violencia, “leyes”, extorsión, exilio o con una mano delante y otra detrás.

Está claro que esta vida, los afortunados son los que tienen dinero y los desgraciados, los que intentamos imitar un estatus que no nos corresponde (alimentando directamente e indirectamente al rico, eso es como el aire que respiramos), aunque siempre hay personas con dos dedos de frente que pone fronteras a sus sueños o simplemente no quiere ser una pieza más del puto engranaje que chirría, para continuar con esta maldita cadena.

Todo este comienzo es por algo, que al menos a mí, me crea cierta risa histérica por no decir un asco incomensurable. Con la crisis que más que barrer a personas, las azota hasta la extenuación, me veo anuncios de campañas, donde se habla de los corazones de bancos y cajas … ¿mande?.

Con palabras, como alma … es como algo irónico, por no decir insultante, nops?. Lo digo sobretodo por esas familias que han sido desahuciadas de pisos y casas que vale, que son del banco o caja, pero … los echas con el amparo de la justica y encima esperas que el pobre desgraciado con cargas familiares que no tiene ni trabajo, te salde la puta deuda?, perdón, me he perdido algo?.

No niego que se haya hecho algo, ya sea para personas con discapacidades, para reservas animales y su protección, etc, pero me parece de chiste, que algunas vayan de “samaritanas” cuando el incremento de desahucios cada año es mayor (al menos en España).

Algunas de las “entidades” que tienen “corazoncito” (y sí, hay muchas más):

Si por mí fuera, os señalaba como verdaderas armas de destrucción masiva, garrapatas trajeadas. No lo digo por los empleados que trabajan para vosotros, porque algunos son personas y al menos te avisan de los timazos (y claro luego si no lo ves en su puesto después de un tiempo, te das cuenta que no es recomendable, ser buena persona). Arropados por los políticos a los que pagáis en mayor o menor cantidad, sois la lacra de la sociedad, alimentando sueños imposibles para mantener los vuestros de dioses intocables … de momento (quiero pensar que algún día, esto petará).

Asi que los cuentos de queremos ayudar a ciertos sectores discriminados, os los podéis meter por donde os quepa, sin rencor ni acritud … Ya que el infierno que vivimos en parte, es gracias a vosotros, sanguijuelas.

Profesión en auge

La verdad es que no se solicita ningun nivel académico para ejercer esta profesión. No se encuentra en academias o universidades, sólo puede ser aprendida y ejercitada en la calle. Y lejos de lo que muchos se puedan pensar, me refiero a la mendicidad, más concretamente a buscarte la vida, esa que puede suministrarte la basura de los containers.

Y es que no hay día y ocasión que no vea a alguien buscar en los containers. Y muchos me dirán: sólo son los extranjeros. Pues ya son varias veces, que he visto personas que podrían ser tu padre o tu madre, hermano, o tu pobre abuela.

¿A esto hemos llegado en pleno siglo XXI?, ¿a ser unos putos cangrejos que caminamos de lado o para atrás …?. Y ahogados por una marea llamada capitalismo y demás nombres???.

Y este tema, no es por los “trágicos” sucesos, del nieto del Rey, y del propio Rey en su safarí (claro, como lo tiene todo pagado, igual que nosotros que estamos con la soga bien ceñida al cuello,  y por aquí llevamos como dos años que no nos vamos de vacaciones), para cazar y dar muerte a un animal que no entiende de dinero, capitalismo, etc, simplemente de sobrevivir día tras día (cosa que se les olvida a muchas personas, porque tener veinte pares de zapatos no te ayudarán en una hecatombe nuclear, por ponerme drástica).

Y sigamos con el baile de disfraces y risas grotescas, en este planeta de locos. Y si no, para muestra un botón:

P.D: mierda de anuncio, todo hay que decirlo.

El otro mundo

Había una vez un niño que rodeado de miseria, siempre pensaba en un mundo mejor. Aunque no le faltaba el cariño de su madre, no podía cerrar los ojos, ante la pobreza que atormentaba día tras día a su adorada familia.
 
Y es que más allá del horizonte, le habían hablado de una tierra de infinitas cosas, donde el pobre dejaba sus harapos y encontraba la felicidad absoluta, riquezas, trabajo, etc.
 
Dejando sus estudios, se embarcó en una nueva aventura. Y para ello, tenía que subirse a los techos de un tren, donde por el camino, habría más niños, adolescentes y adultos.
Con el traqueteo del tren, veía como se movían lentamente las nubes, soñando con un mañana mejor, para él y su familia en esa ansiada tierra de oportunidades. Mientras dejaba tras de sí, una madre preocupada, y una vida difícil.
 
Encontró por el camino, personas que decían que aquéllo sólo era una tierra donde la muerte aparecía cuando menos te lo esperases. Ya que tras pasar la frontera, les esperaba un basto desierto, personas que ajenas a ayudar, se aprovecharían de ellos, de la manera más ruín y dolorosa.
 
Pero nuestro muchacho, no tenía miedo y quería arriesgarse, por esa lucha de querer lo mejor para su madre y sus hermanos pequeños.
 
El tiempo pasó y su madre tuvo notificaciones de que su hijo murió, tras realizar los pertinentes análisis de ADN de un cuerpo abandonado en mitad del desierto, para averiguar quién era.
 
Y así la batalla de superación, encontró el gran muro, de las inclemencias del terreno, de gente despiada, que lo único que quiere es explotar lo que sea, mientras en el otro mundo, todo es luz y magia o es lo que quieren hacer creer también.

Quería hacer un cuento, tras ver un programa ayer por la noche, que me hizo muy difícil conciliar el sueño. La verdad es que es terrorífico, ver a una niña de 9 años, que se llamaba igual que yo, querer cambiar su suerte. Cuando en estos lares, colmamos de lo que sea, a los hijos, a nosotros, etc. Y ya no digo nada, del programa anterior que estuve viendo de desahucios …

Ayer justamente, le dije a una señora mayor: si estamos en crisis, también es culpa aparte de los políticos y bancos, nosotros mismos, porque no tenemos un tope en cosas, sin incluso, apreciar lo que ya tenemos.

Seguro que hay estudios, con números reflejados de cuántos niños pobres tienen que morir, para sustentar la vida de un niño normal.

Es por eso … que me niego en rotundo, concebir a un hijo, para que otros tengan que morir, luchando por la supervivencia.

Esta entrada, va por todos aquéllos niños, adolescentes y adultos, que ya no están entre nosotros. Espero que donde estéis ahora, podáis perdonar la arrogancia y la vanidad, del ser humano (y un millón de cosas más).