Pobreza

Se tiene que carecer de alma, para no darse cuenta de las verdaderas penalidades que sufren según qué clase social, para que haga unas “confirmaciones” tan deleznables y carentes de sentido común, con la que está cayendo en más de un hogar (si aún existe …).

A esta “señora” le queda de coña, su primer apellido …