Bochornoso

En este país donde hay más trifulcas que alegrías, ya sea porque los que nos gobiernan, sólo lo hacen para unos pocos y no para la mayoría, siento la necesidad de dar un manotazo en la mesa.

Os pongo en antecedentes: ayer dando un paseo a mi abuela con un enfermedad como es el alhzeimer, con un grado bastante avanzado (persona en silla de ruedas, llorando porque es su sintonía y no porque no esté bien aseada, alimentada y cuidada), llegábamos a casa. Y vi a un padre con su hija de unos 6 o 7 años buscando en un contenedor de basura, recogiendo ropa y algún que otro juguete si había.

No es una cosa para hacer fotos, porque muchos o casi todos volvemos la cabeza y pensamos: esto no me pasara a mí. Pero también está el caso de: dónde está el cura?, dónde está el ministro de justicia?, dónde está el bocachancla de periodista que no se cree según que información de pobreza extrema (ABC/La Razón grandes referentes de grandilocuentes gallos de corral, amén de otros)?, DÓNDE?.

Esto no es un canto al aborto, porque conozco algún caso del “ahora no es el momento”. Pero con una ley de la dependencia MERMADA POR NO DECIR APLASTADA, que MENOSPRECIA el caso de mi abuela y que MENOSPRECIA casos de niños con raras enfermedades que están relegados con sus padres, al olvido absoluto y cállate que aún respiras, es cuanto menos DELEZNABLE.

Se ha de luchar por lo que está en este mundo, que respira y las pasa canutas, personas postradas y recluídas en camas especiales, con muchos de sus familiares comiendo tres días lo mismo y no abuses que es para toda la semana, etc, etc, etc (y ya no hago referencia a medicación y demás cosas, en demás casos). No por los posibles, porque es entonces cuando la ciencia-ficción puede convertirse en terror o pánico con agónicas vidas que son olvidadas totalmente por los que nos mandan (sean del partido que sea, pero el que tenemos ahora MÁS).

Algunos ya saben, que un familiar mío muy cercano (y muy querido) hace ya unos cuantos años, se quitó la vida, y era en la época de las “vacas gordas”. Y estoy relativamente cerca de donde ocurrió todo. Asi que lo tengo casi siempre presente, y para algunos, era una cobarde, para otros pues hizo lo justo y para mí, fue una persona que no era feliz en este mundo, desde que apenas empezó a caminar, con sus excepciones de alegrías y demás, pero la vida no le fue faborable.

Para mí el ser humano es tan imperfecto como otro ser vivo que está en este planeta, y que su reino, sus cimientos están carcomidos, creyéndose que es un ser supremo que tiene que expandirse como sea, arrásando, mutilando, degollando, aniquilando o simplemente extendiendo una semilla que come y devora todo lo que tiene a su alrededor sin importar las CONSECUENCIAS presentes y futuras.

Cuando dejemos de pensar que el ombligo de más de uno, es el universo que nos rige, pues entonces creeré en el ser humano, mientras tanto, seguiré pensando que estamos perdidos en el orgullo, la avaricia, la vanidad, la lujuria, etc, etc … Una gran mentira, llamada vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s