Porque el gesto de una vida, deja una muesca en muchas otras

Una imagen vale más que mil palabras, mil videos y mil gilipolleces. Porque el sacrificio y el respeto, sea a quien sea, tendría que ser lo primordial en esta vida. Y todos tendríamos que aprender, donde lógicamente me incluyo.

BtVOuuGIYAA8_l7.jpg large

“Doctores chinos rinden homenaje a niño de once años que donó sus órganos antes de morir”

Cuánto tenemos que aprender, y eso que algunos alardeamos de ser adultos avanzados … hasta que pasan estas cosas y quedas como el betún.

Noticía, aquí.

Anuncios

Desprecio

Muchos son los que ladran por el derecho a la vida (los llamados pro-vida, esos bocachanclas que parecen sectarios cortados con un mismo patrón), otros “iluminados” de negro y con una cruz colgando, diciendo barbaridades como: “El aborto es de sociedades atrasadas” (cuando es más que reprochable cómo han infundido a lo largo de la historía la palabra de su dios), informativos que su intención dicen que es informar, y yo digo que es para desinformar e insensiblizar a las personas que lo ven, y luego los “intachables”, que van de una catadura moral que ni los dioses del Olimpo, oiga.

En este blog ya son diversas veces, que señalo a los informativos como nido de alimañas, que ya su intención no es informar con unos valores más o menos acordes, a lo que necesita la sociedad, sino el índice de cuota. ¿Y por qué, tengo el alma revuelta?, el asesinato grabado por una cámara en un autobus, en Quito, un padre y su hijo son atracados y ves como el padre con su último aliento persigue a los desgraciados y ves que el padre ya no puede ni bajar del bus, y se queda allí en medio, muerto … Y en el puto informativo, telediario, o la mierda pinchada con un palo, AVISA?, JAJAJAJAJJAJAJJAJAJA … Pero oye, que moralidad tenemos, que el vídeo donde se ven a dos chicas menores de 14 años, está muy mal, qué mala es la que le pega … Ya, sí, ahora me vienes con el cuento de que tienes moral, sin mirar la larguísima sombra de insensiblidad y atrocidades que has difundido sin pestañear y peor aún, sin avisar de que algunos espectadores, por muy cabrones que seamos, tenemos algo de sensibilidad, aunque no creamos en esta puta sociedad de mierda.

Porque yo ahora mismo, podría explicar cómo se suicidó mi tía, ya que tras presenciar tres familiares directos míos, como se tiraba un hombre desde un balcón bastante alto y cómo acabó (y quiso algo de arriba que no las pillara abajo, lastimandolas), mi tía tomó la decisión definitiva ese día. Y ahora, ¿qué catadura moral, tengo?, y eso que no he explicado, cuándo, dónde, y el por qué (mi tía vio la muerte delante de sus ojos, vio la verdad, es lo que quiero decir) … es lo único que os puedo decir: no era feliz, y no siendo adulta, sino desde niña. Por eso, a mí el tema de muerte de personas nacidas que están en este planeta, que respira, sufre, juega, malvive y demás, es y será, mi talón de Aquiles.

Mi respeto personal, es un valor que se gana con una sonrisa sincera, con un silencio oportuno, o con intenciones más o menos comprensibles. Mi alma, tiene manchas, no es un haz de luz que ciega, porque he cometido fallos y los seguiré cometiendo, porque el cartel de imperfecta es lo que me pongo cada día cuando me levanto.

Y todos esos, que piden moralidad, cuando ves que su sombra la esconden por no ver lo oscura y mezquina que es, cuidado …

Oda para alguien especial

Sigues siendo especial para mí, por ello te llevo presente cada día, pero hay una herida abierta muy profunda que me hace ir peligrosamente a un agujero negro llamado sindrome de Menière, y necesito aparcarte de mi vida, por los motivos que ya sabes. Y como comprenderás no quiero medicarme otra vez, para solventar vértigos, dolores de cabeza insoportables, contracturas, etc.

Yo te sigo apreciando y quiero volver a reír, pero tan sólo me viene a la mente, algo que no me gusta y me duele mucho. Y yo también defraudo, no lo olvides. Pero yo al menos, no hago chanzas sobre la vida de alguien querido y que encima me lo quieran rebatir.

Para tí, este último descubrimiento que hice, porque sigo acumulando cosas para tí, aunque no te lo creas, porque siempre estarás y estás en una parte de mi corazón:

Mas ya sabes, que antes prefiero tu felicidad con quien estás ahora, y yo desaparecer cuidando a alguien especial y que forma parte de mi vida.

Es preferible ser un malnacido

Es la sensación o conclusión a la que he llegado hace unos momentos. Quizás el ver cómo las noticias “ensalzan” (sin pretenderlo, o eso creo yo …), a personas o grupos de personas que han cometido terribles muertes, ya sea porque es noticia, aniversario, etc., mientras al otro lado de la balanza, no hay aniversarios para bomberos, policias, héroes de un día, que han salvado una vida, arriesgan por salvaguardar un bosque incendiado, etc, etc. A este último colectivo, qué les den, así de claro??.

Porque yo no me conformo con ese hijo de Diox (sí, yo lo escribo así, por ser un expediente X), que presuntamente abarca toda la vida desde que nacemos hasta que morimos (y luego otra cosa, qué padre en su sano juicio, aunque sea un ente, permite que su hijo se mate y más por una raza, que mira más al bosillo que a su corazón), y con él ya no es aniversario, sino una manera de vivir y de obrar, repito TODA TU VIDA.

La sensación que tengo es que el ser humano, le va el morbo, y la caridad y el buen hacer es cosa de retrasados. Porque yo no me explico, esa obsesión por recordar ciertos hechos, que vale que son un pasado del que se tiene que beber para no cometer el mismo error, pero entonces, pido la misma moneda, por esa gente de bien, para que algunos sigamos un ejemplo modélico.

Porque son casos esporádicos en muchas zonas del planeta, pero si la sociedad, ni se inmuta y prosigue igual, yo creo que empezarán a salir como setas, y el día menos pensado te puede tocar a tí, como víctima inocente, pagando con tu vida, tu dignidad o lo que sea.

Quizás es por ello, que siempre he sido de radio, ya que es dificil ver tanta sangre y crueldad (ya se dice, que una imagen vale más que mil palabras), sea escuchando música, o algún que otro programa de tertulia.

En fin, y eso que lo dice una, que le gustan los videojuegos de terror, suspense y demás, con algún que otro monstruo o psicokiller :P.

 

Lluvia

Y es que en secreto soy una gran admiradora de este fenómeno más que cotidiano. Tomadme por idiota, pero me encanta estarme un rato (si no tengo nada que hacer :P), y observar como pequeñas y diminutas gotas limpian y mojan cada milimetro de nuestras calles, de nuestros parques, de personas, etc. Aderezado eso sí, con algo de música.

Ya sé que no es nueva, que alguno ya le suena, pero es tan bonita … es como quitarse todo lo malo de encima, y quedarse indefenso ante la nada. Y es que, muchas veces tendríamos que dejarnos impresionar por pequeñas cosas (naturales sobretodo) que por lo que nos puedan ofrecer y atar posteriormente para ser más esclavos.

Y ya sé que más de uno no le gusta la lluvia y lo que conlleva, pero el agua es vida y a veces muerte también, y esto nos demuestra que por muy raza superior que seamos, nos afecta nuestro entorno y más el que no podemos controlar. Asi que hoy por aquí llueve, y es un remanso de paz y tranquilidad.

 

El otro mundo

Había una vez un niño que rodeado de miseria, siempre pensaba en un mundo mejor. Aunque no le faltaba el cariño de su madre, no podía cerrar los ojos, ante la pobreza que atormentaba día tras día a su adorada familia.
 
Y es que más allá del horizonte, le habían hablado de una tierra de infinitas cosas, donde el pobre dejaba sus harapos y encontraba la felicidad absoluta, riquezas, trabajo, etc.
 
Dejando sus estudios, se embarcó en una nueva aventura. Y para ello, tenía que subirse a los techos de un tren, donde por el camino, habría más niños, adolescentes y adultos.
Con el traqueteo del tren, veía como se movían lentamente las nubes, soñando con un mañana mejor, para él y su familia en esa ansiada tierra de oportunidades. Mientras dejaba tras de sí, una madre preocupada, y una vida difícil.
 
Encontró por el camino, personas que decían que aquéllo sólo era una tierra donde la muerte aparecía cuando menos te lo esperases. Ya que tras pasar la frontera, les esperaba un basto desierto, personas que ajenas a ayudar, se aprovecharían de ellos, de la manera más ruín y dolorosa.
 
Pero nuestro muchacho, no tenía miedo y quería arriesgarse, por esa lucha de querer lo mejor para su madre y sus hermanos pequeños.
 
El tiempo pasó y su madre tuvo notificaciones de que su hijo murió, tras realizar los pertinentes análisis de ADN de un cuerpo abandonado en mitad del desierto, para averiguar quién era.
 
Y así la batalla de superación, encontró el gran muro, de las inclemencias del terreno, de gente despiada, que lo único que quiere es explotar lo que sea, mientras en el otro mundo, todo es luz y magia o es lo que quieren hacer creer también.

Quería hacer un cuento, tras ver un programa ayer por la noche, que me hizo muy difícil conciliar el sueño. La verdad es que es terrorífico, ver a una niña de 9 años, que se llamaba igual que yo, querer cambiar su suerte. Cuando en estos lares, colmamos de lo que sea, a los hijos, a nosotros, etc. Y ya no digo nada, del programa anterior que estuve viendo de desahucios …

Ayer justamente, le dije a una señora mayor: si estamos en crisis, también es culpa aparte de los políticos y bancos, nosotros mismos, porque no tenemos un tope en cosas, sin incluso, apreciar lo que ya tenemos.

Seguro que hay estudios, con números reflejados de cuántos niños pobres tienen que morir, para sustentar la vida de un niño normal.

Es por eso … que me niego en rotundo, concebir a un hijo, para que otros tengan que morir, luchando por la supervivencia.

Esta entrada, va por todos aquéllos niños, adolescentes y adultos, que ya no están entre nosotros. Espero que donde estéis ahora, podáis perdonar la arrogancia y la vanidad, del ser humano (y un millón de cosas más).

¿Dónde están los violentos?

Está claro, que estos días se está viviendo un par de altercados violentos en algunas zonas europeas, motivada sobretodo por la maravillosa crisis que nos acompaña sí o sí.

¿Nunca os ha pasado lo de: no veas eso que incita a la violencia?, sobretodo cuando eramos críos y viendo alguna que otra serie.

O también: no juegues a eso que es demasiado violento (no es mi caso, porque mis padres más de una vez han jugado con nosotros).

La verdad es que viendo la infancia de algunos, me quedo con la mía. Porque hoy en día el poder es la locura, crispación, el mal compañerismo, reirse de las desgracias de los demás, el insulto gratuito, la insinuación/provocación, etc, etc, viendo tan sólo Teleahínco y más de algun que otro canal (tendrían que estar prohibidos o de pago).

Sigue leyendo