Kasou Taishou

Y es que he recuperado viejos videos que por un motivo u otro, han sido eliminados. Pero esta vez, aparte de recuperar algunos, ya sé el nombre del programa: Kasou Taishou.

La verdad es que empecé a saber algo de este concurso, de forma indirecta, viendo y disfrutando un programa sobre música por televisión, cuando dieron este tema de los Pet Shop Boys.

Flamboyant

Desde entonces me quedé prendada del ingenio y gracia que impartía este concurso.

Así que hoy, toca una sesión de los mejores vídeos, aunque no están todos (hay uno dedicado a Dalí que no encuentro Y_Y, pero que ya puse por aquí en los inicios del blog). Os pongo mi favorito, como primero:

También hay “homenajes” a manga/anime:

Como no, sobre videojuegos:

Supongo que a estas alturas, os habréis dado cuenta del público, que se emociona y demás, con según qué cosa. También comentar que el jurado también tiene su historia, y es que siempre están disfrazados (vamos que es un obvio cosplay), de lo que quieras (en una de las entregas, se ve a una chica disfrazada de Nausicaä *O*).

Aparte el concurso, participan tanto adultos como niños.

Y que da cabida a todo tipo de tema, incluso de deportes:

En fin, acabando el tema, os dejo otro guiñito:

Pues bien los Scissor Sisters, tiene un videoclip con un tema suyo, que imita esta técnica:

Impensable ver algo parecido por aquí, VERDAD?. Pues nada, espero que esta entrada simpaticona os haya gustado :D.

 

Anuncios

Yamato Drummers of Japan

Sólo ha sido una vez que  pudimos verlos en directo y fue algo mágico. Espero que vuelvan a venir alguna vez más. Gracias por hacernos participar en el espectáculo.

“Con nuestra percusión queremos transmitir el ritmo del latido del corazón, la sonora esencia de todos los seres vivos. Cuando actuamos, sentimos el poder y la calidez de ese ritmo vital que podemos encontrar en cada rincón de la tierra. Este sentimiento es lo que queremos compartir con nuestro público. Nuestro intenso entrenamiento nos permite provocar que ese latido resuene a través del mundo entero, a veces con gran sutileza, a veces con una fuerza abrumadora. Ahora, cuando los golpes de tambor suenan junto con las pulsaciones de nuestro público, se crea una ola de energía que fortalece nuestro deseo de actuar”.