El motor de un coche también puede ser mágico

Y es que recurro otra vez a ese mundo que tanto odio como es la publicidad, pero dejandome encandilar muy pocas veces, por algunos que tienen ingenio, caspa o simplemente mala leche.

El caso en cuestión, es este coche de Nissan y su interior:

La semana que viene, volveré a la rutina bloguera (votación ilustrador, sobretodo, esta semana estoy de bajón físico y de salud mermada).