Porque el gesto de una vida, deja una muesca en muchas otras

Una imagen vale más que mil palabras, mil videos y mil gilipolleces. Porque el sacrificio y el respeto, sea a quien sea, tendría que ser lo primordial en esta vida. Y todos tendríamos que aprender, donde lógicamente me incluyo.

BtVOuuGIYAA8_l7.jpg large

“Doctores chinos rinden homenaje a niño de once años que donó sus órganos antes de morir”

Cuánto tenemos que aprender, y eso que algunos alardeamos de ser adultos avanzados … hasta que pasan estas cosas y quedas como el betún.

Noticía, aquí.

Anuncios

Mini-relatos de una bruja del tres al cuarto

Había una vez un reino, que encomendó a un valeroso caballero la busqueda de un misterioso tesoro: cuando el día se tornaba gris y oscuro se vislumbraba un brillo cegador desde un lugar lejano.

Asi que nuestro caballero andante con su reluciente armadura, vagaba por tierras pensando en la gloria y el reconocimiento de todo el reino.

El día del descubrimiento, no se hizo esperar mucho, pero lo que descubrió el héroe, se le escapaba de toda lógica. El tesoro no era otro, que el corazón puro de un niño que entre la pobreza, el hambre y las enfermedades de un pueblo medio muerto, brillaba a través de su piel, para expulsar la muerte y la desolación que acechaban siempre.

El caballero, en su mente empezó a vislumbrar las riquezas, mujeres y poder que le esperaban … no sin antes, ver que todo estaba teñido con la sangre y el cuerpo inerte, de un inocente niño que no le había causado ningún daño. Y es que el hombre, desde tiempos inmemoriales su única consejera es y ha sido la avaricía.

Mas los pocos habitantes del pueblo, acechados por la muerte, suplicaron que se llevara al niño lejos de ese reino, y es que el rey no toleraría tal ofensa, exigiendo la cabeza del traidor que le había desobedecido y la joya-corazón del niño. Y es así, como nuestro caballero se convertiría en un proscrito y el niño, en un tesoro andante.

Y desde entonces, si estás atento, se oyen las huestes de asesinos en las calles, buscando la cabeza de un traidor y un niño que tiene la humildad y el cariño cristalizado en el corazón, y que brilla más que nunca, cuando la injusticia y la desolación se nutre con los más desafortunados, reconfortando aquéllas personas, que quieren un poco de humanidad, entre tanta inclemencia.

Los abucheos pues los podéis dejar en los comentarios, porque es un cuento que me he sacado de la manga, así de repente. Lo único que sí voy a pedir, es que si estáis inspirados, es que le pongáis vosotros mismos, un título a este relato/cuento. A veces poner un título es lo más chungo … XDD.

Asi que si sois valerosos con este desafío, espero vuestras recomendaciones ^^.