Colecciones-fascículos

Cuando empieza a asomarse el mes de septiembre, los cortes publicitarios son inundados de auténticas “gangas” de pijadas, chuminadas o simplemente recuerdos de infancia.

Por no tenerla original (mejor así), a saber cuánto me costaría la broma. Por que de colecciones todos habremos empezado alguna?, y el que niegue tal hecho, miente descaradamente.

Yo poseo una … de minerales :P. Cada fascículo posterior a los primeros con precios que daban risa, me clavaban seis euros cada mes, con su mineral, etiqueta, y una ficha de geología. Un día tendré que hablar de esto, por que un día le dije al quiosquero que me lo guardaba que se acabó la broma, por que empezaron a vender ya fulaña y por ahí, ya no paso. Una es tonta, no gilipollas.

Y colecciones-fascículos que vete tú a saber, esos coches, aviones, dinosaurios y demás virguerías que seguramente estén inacabados en un armario o sitio olvidado.

A ver quién es el guapo que saca una colección, con técnicas y armas de tortura, con fichas históricas también, en la que si sigues hasta el final la colección, se te premiara con un número de teléfono, donde puedes decir el nombre de una persona (vecino, compañero de curro, jefe, etc, etc) para que te lo “preparen” y puedas probar ¿las técnicas aprendidas? …

Sería un guión para esas pelis de mierda que emite casi todo canal televisivo (pero sobretodo Cuatro, el finde), molaría XDDDD. Lo malo es que tuviera muchos seguidores, con secuestros o desapariciones repentinas y después con sendos asesinatos truculentos (mejor cerrarse en casa con llave).

En fin, se me ha ido mucho la pinza. Sorry, si ha molestado o ofendido a alguna persona, pero esto de las colecciones, es un engaño-estafa en toda regla, asi qué mejor que la tele apagada, que en la radio aunque haya publicidad, no hay estas “gangas”.

Sigue leyendo