Trozos de carne

En cualquier región del mundo una mano es alzada contra una mujer, hombre o niño. Da lo mismo, la doctrina o religión a la que se pertenezca, la violencia es el único mensaje que entienden muchas “personas”, aparte de abusar físicamente o moralmente.

Pero no contento con ello, también hay “personas” que abusan, maltratan, humillan y degollan animales. Una ola de sangre, violencia y sadismo que no tiene un muro contra el que estamparse.

En esto, el ser humano no conoce fronteras y más, si es político, empresario, pareja, etc., hace y deshace con total impunidad, por que la ley cobija al más fuerte (normalmente el que más daño hace, no el que lo ha sufrido, más que nada, porque hay muchos casos que la parte contraria está muerta).

Es una auténtica loteria, que los políticos miren más allá de sus bolsillos, sea de un partido u otro, para intentar ayudar al más desfavorecido, ya sea porque no tiene empleo, han matado a alguno de sus hijos, que seamos conejillos de indias para las multinacionales, etc, etc.

Sigue leyendo

Anuncios