Kiku, el pequeño “sireno”

Aquí mi otro bicho que tengo por casa. La verdad es que me encanta lo pequeño que es y el chorro de pitido que suelta, como si de una sirena se tratara. Pero lo que más me gusta es que parece que esté pintado, entre su antifaz y sus plumas ahuecadas con puntitos blancos,  es una obra de arte hecha realidad.

Aquí su otro compañero (ya haré tema de este otro “prenda”).

Estoy escuchando al Mus gritar como un poseso … por diox, mira que le gusta comer … ¬¬.

Anuncios