Confesión

Ayer estuve nerviosa. Reencontrarme con una vieja amiga, no se hace todos los días, pero sencillamente puedo decir, que hay pequeños momentos en esta vida tan funesta y rutinaria, que parece que detengan el tiempo y afloren pequeñas lágrimas de felicidad. Y poco a poco, voy recobrando amistades, preciosas, únicas e irrepetibles.

Estos momentos y no el hambriento dinero es el que te ofrecen sus mejores galas. Siento ahora mismo, una paz tan bonita … y unos recuerdos, risas, conversaciones, tiendas, detalles, caminatas …

Pero sigo queriendo/adorando este tema de Seal. En fin, será cuestión de esconder las uñas e ir a la aventura de reencuentros que hace mucho están esperando. Sea para bien o para mal, si no lo hago, nunca podré saber lo que me estoy perdiendo.

Admito que cuando aflora la felicidad en mí, soy una persona muy idiota :P. Lo dicho, cuando pueda, haré tema sobre mis andaduras sobre una pequeña aventura que me embarqué para encontrarme a mí misma y ver que no estaba sola en este mundo.

P.D: me voy a dormir, que en estado de soñolencia, digo muchas gilipolleces :D.

Anuncios