Oda para alguien especial

Sigues siendo especial para mí, por ello te llevo presente cada día, pero hay una herida abierta muy profunda que me hace ir peligrosamente a un agujero negro llamado sindrome de Menière, y necesito aparcarte de mi vida, por los motivos que ya sabes. Y como comprenderás no quiero medicarme otra vez, para solventar vértigos, dolores de cabeza insoportables, contracturas, etc.

Yo te sigo apreciando y quiero volver a reír, pero tan sólo me viene a la mente, algo que no me gusta y me duele mucho. Y yo también defraudo, no lo olvides. Pero yo al menos, no hago chanzas sobre la vida de alguien querido y que encima me lo quieran rebatir.

Para tí, este último descubrimiento que hice, porque sigo acumulando cosas para tí, aunque no te lo creas, porque siempre estarás y estás en una parte de mi corazón:

Mas ya sabes, que antes prefiero tu felicidad con quien estás ahora, y yo desaparecer cuidando a alguien especial y que forma parte de mi vida.

Un pensamiento en “Oda para alguien especial

  1. Dejo el tema, pero que sepas (por si lees esto) que reniego totalmente de una posible reconciliación … Hay cosas que ni tolero ni aguanto, y yo a pesar de todo, no voy dejando cositas como ésta: “Este año he conocido a mucha gente que desconocía y he desconocido a gente que creía conocer”.
    Brindo con la copa bien llena de veneno tales palabras de cariño … total, como soy una mala persona, hasta me sentará bien … Gracias.

Los comentarios están cerrados.