Pesadilla (II)

En esta vida, creo que alguna vez tenemos pilares en el que aferrarnos cuando te sientes perdido. Yo de pequeña y adolescente tenía una tía materna, que era lo más de lo más. Con ella compartía aficiones, como las figuras de dragones, minerales, pelis raras, etc.

Pero tristemente ella tomó la decisión de atajar su vida y dejarme un hueco en mi corazón, que a día de hoy sigue vacio. Y como mi subsconciente es tan retorcido (por no decir que es un verdadero hijo de puta), me ha “brindado” con un sueño sobre ella y sus últimos días.

Sobretodo con una carta de despedida en un libro mío (no recuerdo cuál), en el que pedía perdon y que por mucho que pasara el tiempo, no la olvidaramos. Celebro, que en la vida real, no tenga esa carta, porque sería la persona más infeliz del mundo, ya que … la quería tanto, que aún sigo echandola mucho en falta. Puedes encontrar y conocer personas únicas, pero mi tía era muy especial, era guapa, lista, arrebatadora y sobretodo siempre me daba la murga con el pelo (me lo peinaba ya que cuando me dejaba el pelo largo era su predilección), compartíamos algunos gustos musicales (era fan devota de Prince, pero escuchaba de todo), me abrazaba y también nos reíamos mucho.

Con lagrimas en los ojos, os pido perdon por esta entrada tan triste, pero parece que así es la vida y mi blog, hay cosas buenas y malas, donde hay sitio para las risas y lagrimas.

Le gustaba mucho este grupo:

Anuncios

4 pensamientos en “Pesadilla (II)

  1. Sé que seguramente no será lo mismo pero si hay una persona que falta en tu vida tienes otra sensación de las cosas. Sé de lo que hablo por experiencia propia y hay determinadas épocas en que la encuentro a faltar más.
    Animate.

  2. Muchas gracias noieta :), por tus palabras. Es difícil a veces tener la cabeza fría, cuando tienes algo que de vez en cuando que le gusta resurgir personas queridas (hablo por ejemplo del subsconciente).

  3. Roy, se agradecen tus palabras, pero son cosas inevitables cuando hablamos de subsconciente y sueños (pesadillas en este caso). Ojalá pudiera apretar un botón en mi cabeza por la noche, donde pudiera decir: quiero tal y cuál sueño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s