Yo también pensaba en los demás

El tema no es para recriminar a mi gente querida ni conocida. Simplemente me hace gracia que por un anuncio de Carrefour, me haya hecho recordar que a no todo el mundo le gusta, los postres caseros.

Entiendo, que las madalenas si me quedan algo duras al cabo del día, pues es por la receta. Pero el sabor está bueno y en mi último curro, a pesar de tener una compañeras no muy afines a mis gustos, les hice madalenas y ellas encantadas y muy agradecidas (me pidieron la receta).

No como en el anterior a éste (dichosa asesoría), que recuerdo que en los puto cinco años, ni siquiera probó mi bizcocho (y esto, señores y damiselas, no es por que lo diga yo, pero casi todo el mundo me dice, que me queda muy esponjoso y bueno) mi ex-jefe. Recuerdo la cara de asco que me puso al verlo y me dijo: es que jo sóc de menjar fora (coño, pues ojalá pilles una hepatitis y demás, si tanto te gusta jalar fuera y ser tan descortés). Quien se ponía las botas, era el hermano del jefe y mi compañero de curro, que me decían que estaba muy bueno. Y ojo, un bizcocho de cumple … asi que mirad qué cinco años de “alegría”.

De ingratos por la vida e hijos de puta, DEMASIADOS. Yo que siempre intento ser agradecida con la gente en general, y trabajas con auténticos monstruos de la desfachatez e ingratitud.

P.D: la mierda esta, ya me ha hecho cabrearme … Con la de asesorías que están chapando y ésta aún dura … ¬¬.

Anuncios

8 pensamientos en “Yo también pensaba en los demás

  1. Pues sí ya podría haber caído el indeseable ese. Mira que no haber querido probar una receta casera. De todas formas tu tranquila que comer fuera pasa factura ya se encontrará con su merecido.

    Pues yo siempre he preferido el sabor de lo hecho en casa, en eso soy una nostálgica porque el problema de la repostería que se vende envasada es que lleva muchas cosas que ni siquiera sabes que son, las dichosas Es….

    Un abrazo

  2. Menudo maleducado!
    Cuando alguien te lleva algo de comer que encima ha hecho esa persona con sus manitas, se prueba un poco, aunque sea por educación.

    Hiciste bien en llevar algo aunque tus compañeras y tú no fueseis uña y carne: yo también lo hago XDDD

  3. ¡Pues vaya! De desagradecidos está le mundo lleno, ya ves tú que problema hay en aceptar algo así (a mi me encanta!! :3), lo que hay que valorar es el detalle. Nada, seguro que el karma lo acaba poniendo en su sitio ¬¬
    Y haces bien llevando cosas a tus compis, es lo suyo… Yo cuando acabé las prácticas hice lo mismo, y cada dos por tres había comilonas por motivos de ese estilo. Hay que ser rancio…

  4. Lady V, aún le sigo reclamando la carta de recomendación … (no sé para qué, porque ya sé la respuesta), a través de infojobs y como todo lo que le pedía: ni puto caso o no es bueno para mí. Y ahora con la crisis, seguro que tendrá mucho más tiempo libre (antes ya lo tenía, mareando al Andreu para todo).
    Isabel, si ya os digo que este trabajo era un infierno: despotas y egocentricos. Yo intento llevarme bien o mostrar educación con los que incluso me llevo mal. Así era con estas últimas chicas, que al menos, me agradecieron el detalle.
    Tenbu eres muy reciente en este blog, y no sabes muchas cosas de mi infierno particular con estos engendros de la asesoría. Te puedo ilustrar con uno y dos, siento si no explico más por aquí, pero es repetir una vez y otra, una época que tengo ya casi olvidada (menos mal). Aunque hay un tercer tema que tb tiene tela (para que veas que no me invento las cosas).

  5. No te lo tomes demasiado en serio porque hay muchísima gente así, por desgracia es más habitual de lo que parece.
    Parece como si eso fuera rebajarse a “tu altura” o algo así.

  6. Sí la humildad es una cosa que a estas personas, les aterra. Ojalá se vieran en más de una situación de desamparo … o que tuvieran que aguantar un jefe igual que ellos.

  7. A veces, no sé dónde guarda la educación la gente, menudo jefe más maleducado, mira que hay palabras para decir que no quieres probar un bizcocho…

    En mi caso suelen ser los pacientes quienes nos traen bombones, galletas, neulas, pastas o cualquier cosilla que entra de maravilla y se agradece un montón en horas de trabajo. Y la compañera que trae algo, sea lo que sea y de donde sea, bienvenido es, vaya, como que desaparece en un abrir y cerrar de ojos!

    ¡En fin, tiene que haber gente para todo! Lo que uno debería agradecer un poco más las buenas intenciones de los demás, no creo que sea tan difícil!

    Un besito!

  8. La calaña de cada uno se demuestra con los hechos y la educación, y ya te digo Endless,que este personaje bien, bien, podría pasar por un sureño con esclavos.
    Si en esta vida, cada uno tiene lo que se merece, a éste, no le ha llegado aún.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s