Carnaval veneciano dulzon

Tengo una fascinación por este carnaval tan enigmático y a la vez tan bello, como es el de Venecia. Me encanta sobretodo por las mascaras (el otro día descubrí que tenía un broche de una mascara veneciana, gracias a mis padres que me lo trajeron), pero también por la artesanía que ofrece Murano (sí, me encanta la artesanía con cristal o vidrio). En fin, esta vez os voy a mostrar el lado más dulce de estos carnavales:

No sé vosotros, pero a mí me encantaría ir con máscara de este estilo por la calle … XDDDDDDDDDDDDD.

El arte del vidrio.

Pues tras trastear el otro día con lo de Murano en Venecia, me he ido encontrado una serie de videos de cómo hacen pequeñas obras maestras gracias al vidrio.

Video de vaquita de vidrio.

Pero lo que más me llamó la atención es la “historia” de las cánicas. Este video lo miro y remiro y me encanta.

Aquí os dejo un par de fotos, de algunos materiales que se utilizan:

web_456_20060501121922

FM-0136

Lo malo es que no he encontrado videos donde hagan animales como esta ave ¬¬.

collares-de-cristal-de-murano-con-cordon-incluido-de-altisima-calidad

A que es una divinidad, este caballito de mar?. En fin, que si miráis por algún buscador encontraréis auténticas maravillas.

Murano – Venecia.

Siempre se tienen sitios predilectos para poder ir y degustar su arte. Desde que mis padres, siendo yo pequeña se fueron gracias a un premio a un lugar inolvidable como es Venecia y tras su vuelta y ver todo lo que habían comprado quedé fascinada.

92366911ZbvdxUYIDSC_4522

Las mascaras sobretodo me atraen mucho, pienso que este mundo tendría que ir con mascaras, como en el libro del Bastón Rúnico, sería un modo de quitar muchas chorradas aunque creo que se crearían otras XD.

Pero lo que mayor expectación que me da esta ciudad, es en Murano, por su arte en figuras de cristal, sobretodo cómo funden el cristal y crean en menos de cinco minutos una figura inolvidable.

También está el hecho de recorrer un poco sus calles y culturizarse, pero con palabras y por muchas fotos, supongo que no debe ser lo mismo verlo que vivirlo y estar ahí.

Y por último me interesaría la gastronomía, que mi madre casi siempre me recuerda los platos que comió y la verdad con el paladar que tiene (es coña), sólo pensarlo,  se me hace la boca agua XDDDD.

En fin, es uno de los viajes que tengo “pendientes”.